FRANCISCO MARTÍNEZ ¿Y QUIÉN ES ÉL?

O INCLUSO UNA TAPA DE PALABRAS

FRANCISCO COCINANDO UNA PALABRA CON TAPAS

CASAS EN CAJAS

Estoy guardando libros
en cajas de cartón.

Es como ver mi vida,
plano a plano, en la mesa de montaje.

Francisco Martínez,
Tras la puerta tapiada,
XXIV Premio de Poesía Hiperión

 

Que alguien revise su vida recordando las lecturas que le han ido acompañando es revelador. A Francisco Martínez le gustan los poemas breves, concentrados como los buenos venenos, y tal vez por eso en “Casas en cajas” no le cupieron más planos en su mesa de montaje. La referencia a los libros, incontables, que han acompañado a Francisco Martínez a lo largo de su vida, es cierta, pero incompleta. Aquí vamos a completar algunos de esos planos del universo Francisco José Martínez Morán (Fran para los amigos) que no son deducibles de los podcasts que abarrotan este blog.

Francisco Martínez pertenece al reducido grupo de personas capaces de comprender la globalidad a partir de los detalles. Esto requiere, primero, grandes dotes como observador y, después, una fina inteligencia muy ejercitada y armada con una memoria prodigiosa y también muy entrenada. La admiración por el detalle no es sólo una aptitud contemplativa, también implica un afán perfeccionista que en ocasiones deriva en obsesión. La vida de Francisco, plano a plano y visionada en su totalidad, es sin duda un camino hacia la perfección.

Afortunadamente todavía no ha logrado esa perfección que él busca en el conocimiento y en el registro de lo aprendido a través de la escritura. Digo afortunadamente porque es imposible querer a alguien perfecto; sería como pretender ser amigo de Dios y sólo a los locos está reservado el compadreo divino. Y si no ha alcanzado la perfección es por otro de los rasgos de su carácter: la hipersensibilidad.

La extrema sensibilidad de Francisco es consecuencia, o causa, quién sabe, de lo dicho antes sobre la percepción de los detalles. Su sensibilidad se observa fácilmente en la poesía y también en su enfrentamiento con el mundo, desnudo y sin armas. En las personas sensibles el mundo penetra como la materia oscura en la materia conocida, impregnándolo todo, atravesándolo todo y sin que exista capacidad de respuesta. En Francisco Martínez penetra todo lo que le rodea a través del detalle y de ese ayuntamiento nace su poesía, que se convierte en una nueva exposición al mundo, mostrando a través de lo escrito lo que esconde detrás de la cuidada apariencia que todos, sensibles e insensibles, construimos con denuedo desde que entendimos eso de que uno sólo existe en la percepción de los otros, que no hay primera persona sin la segunda y la tercera.

Como detallista, sensible y perfeccionista, en Francisco Martínez no hay espacio para la casualidad. Su producción literaria no es fruto del azar, porque los golpes de fortuna son como los rayos, los turistas y los malos pagadores, que evitan regresar a los lugares ya visitados. Tampoco su conducta social es improvisada: siempre está guiada por la ley de respetar, escuchar y atender solícito cualquier necesidad del prójimo y por su reconocida incapacidad de quedar mal con nadie: “es que luego no duermo, no soy capaz”, me decía un día entre cafés. El problema de esa pauta de comportamiento es que resulta tan absurda como la prohibición de fumar por el ano. Si no se puede no se puede y además es imposible. El planificado esfuerzo por Francisco para “quedar bien” es inútil, porque cuando en la relajación se le rompe el cálculo ninguno de sus amigos encuentra la más mínima diferencia. Detrás de las máscaras de santos muchas veces se encuentran ogros y detrás de un disfraz de cabrón, en cambio, a veces hay buenas personas. En otros casos, como en el de Fran, la máscara es únicamente un ligero maquillaje que no cambia la apariencia del ser.

Es probable que ni siquiera con lo escrito hasta ahora se responda a la pregunta ¿y quién es él? Seguro que muchos preferirían una especie de test de revista para quinceañeros, al estilo de grupo favorito (The Beatles), director favorito (Tarantino), película favorita (Star Wars, toda la saga), color favorito (esto habrá que preguntárselo), prenda femenina favorita (esto también tendrá que responderlo él, pero seguro que no es ni un picardías ni un tanga. Si se apuesta, yo envido por unas medias, un tacón de aguja o incluso por la desnudez absoluta), libro favorito (aquí no creo que responda ni él, porque cuando uno cuenta los libros leídos en un año con tres cifras debe ser difícil elegir), fobias (el dinero, los bancos y salir de casa no conjuntado), etcétera, etcétera.

Además, como dijo el evangelista Mateo, “por sus frutos los conoceréis”, así que invito a todo el mundo que quiera saber cómo es Francisco Martínez a que se dé una vuelta por Variadas posiciones del amante , blog homónimo a su primer poemario que obtuvo el II Premio Nacional de Poesía Joven Félix Grande en 2006, que lea este poemario y su segundo y celebrado “Tras la puerta tapiada”, con el que ganó el Premio Hiperión y que escuche, tomando nota incluso, todos los podcasts de este blog. Ah, y a pesar de que sus días se reparten entre el Centro de Estudios Cervantinos y la Escuela de Escritura de la UAH (y la radio), próximamente habrá novedades editoriales de Francisco. Las esperaremos ansiosos y mientras intentaremos que Fran explique de una vez qué clase de pacto tiene con Cronos o con Atenea para que los días le cundan más que al resto de los cerebros.

Anuncios

3 comentarios to “FRANCISCO MARTÍNEZ ¿Y QUIÉN ES ÉL?”

  1. Penetro por primera vez, a través de los intersticios de la Red, en vuestro espacio. Miraré; escucharé; no saldré de mi asombro.

  2. Imaginaba, como buena cocinera que soy, que sería magnifico entrar, leer, cotillear y degustar estos guisos de palabras elaborados por tan magníficos chefs, pero me he quedado corta y se me ha consumido el caldo…
    ¡Felicidades!
    Espero mas.

  3. Que pasa que ya no hay mas programas y mas comentarios?
    Acaso he llegado tarde a la fiesta?
    Los encontre en la red y me declaro super admiradora de ustedes!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: